La tortura como política de miedo y crueldad.

Por Claudia Joana Valdez, estudiante tesista de la Licenciatura en RRII. Integrante del Observatorio de Asuntos Humanitarios CEPI -UBA



El 26 de junio, Día internacional en apoyo de las víctimas de la tortura, nos lleva a reflexionar y tomar conciencia sobre una de las prácticas más oscuras y atroces cometidas en el mundo, la tortura. Cada acto de tortura atenta contra la dignidad y la integridad de todo ser humano. Por ello, las prácticas tortuosas de miedo y crueldad se encuentran prohibidas de manera rotunda y son consideradas un crimen de lesa humanidad por el derecho internacional consuetudinario, el cual se encuentra vinculado a cualquier estado, sin importar si ha ratificado o no los tratados internacionales correspondientes.

Imagen de niños afganos víctimas de tortura en la Ciudad de Herat.
Fuente: El mundo

Desde 1987, entra en vigor la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes con el objetivo de erradicar cualquier acto de tortura. (Resolución 39/46).

En donde, el artículo primero de la convención determina como tortura a:

…todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia. No se considerarán torturas los dolores o sufrimientos que sean consecuencia únicamente de sanciones legítimas, o que sean inherentes o incidentales a éstas. [Oficina de Alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), 1984]


Recientemente, se han detectado casos de víctimas de tortura en diferentes partes del mundo. Estas situaciones son degradantes e inhumanas y representan la violación de los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas.


El primer caso es el de cientos de niños detenidos y torturados ilegalmente en Afganistán, siendo estos señalados como los hijos de personas relacionadas con los Talibán y el Estado Islámico (IS), dentro de un contexto colmado de tintes terroristas y déspotas. Esta situación fue denunciada por la ONG Human Rights Watch (HRW), la cual describió que los niños son torturados y culpados de situaciones terroristas. En muchos de los casos son sentenciados a condenas de hasta 15 años de cárcel, como también, obligados a firmar documentos con declaraciones falsas.


Otro caso caracterizado por la instigación, persecución y violencia, es acerca de la comunidad musulmana Uigur ubicada en la región de Xinyiang en China. La comunidad Uigur se encuentra hostigada, violentada y desplazada por el gobierno de Pekín, el cual posee un oculto pero clave objetivo de reducir dicha etnia, siendo esta considerada un obstáculo para la economía de la región atentando contra la cultura mandarín. Hay que tener en cuenta que los Uigures no siguen la cultura china, ni mucho menos hablan tan siquiera su mismo idioma. Esta persecución junto con la violencia, tortura y en algunos casos la práctica de esterilizaciones forzadas, se concluyen en tenebrosos campos de concentración llamados “Centros de Educación Ideológica”, con el “fin” de liberarlos cuando se cree que se encuentran “convertidos” a la cultura y política china. Las esterilizaciones forzadas se relacionan directamente con la reducción poblacional de los Uigures, junto con los desplazamientos hacia otras regiones y Estados. Asimismo, los Uigures son utilizados en talleres de trabajos forzados, desestimando su libertad de elección. Esto no se detiene en las fronteras chinas, sino que se extiende hacia otros Estados, desde las embajadas, controlando y persiguiendo a ellos y a sus familias. Esta situación de violación de los derechos humanos se encuentra considerada como un genocidio por parte de países como los Estados Unidos.


Otro caso tenebroso de tortura se dio a principio de este año en Birmania, cuando los militares tomaron el mando del gobierno. Contado por su propia víctima, un adolescente de 17 años, quien declara que por producto de participar en protestas fue secuestrado por las autoridades militares y metido a un hoyo junto a otras personas por varios días sin agua y sin comida, obligados a consumir agua de inodoros. Según la Human Rights Watch (HRW), el adolescente pudo recuperar su libertad gracias a firmar una confesión falsa. Se estima que cientos de personas murieron desde que las nuevas autoridades se hicieron cargo del poder, dentro de las cuales veintidós fueron registradas fallecidas como consecuencia de ser víctimas de las torturas aplicadas.


Por todo ello, debemos tomar conciencia de que estos actos siguen existiendo en nuestros tiempos, sin importar sus consecuencias, y sin tener en cuenta el valor de una vida humana, su integridad y su libertad. Es necesario, el compromiso de parte de todos los actores internacionales para poder detener todo tipo de atrocidades que atenten contra cualquier derecho humano fundamental.


Bibliografía

La Nación. HRW denuncia la detención y torturas a niños por su presunta relación con los talibán y Estado Islámico. (2021) https://www.lanacion.com.ar/agencias/hrw-denuncia-la-detencion-y-torturas-a-ninos-por-su-presunta-relacion-con-los-taliban-y-estado-nid22062021/

La Nación. Torturas, palizas y entierros simulados contra los detenidos desde el golpe en Birmania. (2021) https://www.lanacion.com.ar/agencias/torturas-palizas-y-entierros-simulados-contra-los-detenidos-desde-el-golpe-en-birmania-nid22062021/

Naciones Unidas. Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, 26 de junio. Tortura: un crimen de lesa humanidad. https://www.un.org/es/observances/torture-victims-day

Oficina de Alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). Convención contra la Tortura y otros tratos y penas crueles, Inhumanas o Degradantes. (1984) https://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CAT.aspx

Palma Cané, L. (2021) Torturas y esterilizaciones forzadas: qué hay detrás del “genocidio” chino contra la minoría musulmana uigur. La Nación.https://www.lanacion.com.ar/economia/torturas-y-esterilizaciones-forzadas-que-hay-detras-del-genocidio-chino-contra-la-minoria-musulmana-nid18062021/

[1] Convención contra la Tortura y otros tratos y penas crueles, Inhumanas o Degradantes. Parte I, art. 1. Diciembre de 1984.

  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro