top of page

Primera Presidenta del Perú: Juramentación en medio de una crisis política

Por Lic. Laleska Salgado Llanos del Observatorio de Mujeres y Diversidades: política, paz y desarrollo


Fuente: Radio Duna

Desde el pasado miércoles 07 de diciembre, Perú se encuentra experimentando una nueva crisis política causada por el anuncio del ex Presidente, Pedro Castillo, de disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional. Ante ello, diversos ministros de gobierno y funcionarios de organismos internacionales hicieron pública sus renuncias al cargo, a través de sus redes sociales y en declaraciones a la prensa, mostrando su desacuerdo con la decisión tomada por el ex mandatario. Minutos después de lo sucedido, el Congreso de la República adelantó la sesión del pleno a las 12:30 p.m., programada inicialmente para las 03:00 p.m., con el objetivo de someter a votación la moción de vacancia contra Pedro Castillo por incapacidad moral permanente, siendo el tercer intento del Congreso de la República de removerlo desde que asumió el cargo de Presidente de la República. En base a ello, y de acuerdo a lo establecido en el artículo 115 de la Constitución Política del Perú, se procedió al régimen de sucesión presidencial, estableciendo así que Dina Boluarte, Primera Vicepresidenta, asuma el mandato, convirtiéndose en la primera mujer en asumir el cargo de Presidenta del Perú, en sus 200 años de vida republicana.


Al respecto, resulta fundamental analizar los mecanismos que brindaron espacio a este hecho histórico. En América Latina, una de las acciones de representatividad más positivas a favor de las mujeres ha sido la cuota electoral, que buscó ampliar las bases de representación política a fin de ser más incluyente, con el objetivo de fortalecer la legitimidad de los regímenes democráticos en la región (Ojeda, 2006). Así, en Perú, para el año 1997, se estableció la Ley N° 26859, la cual fue la primera norma que estableció el 25% de representación de mujeres o varones en las listas parlamentarias. Luego de años de evolución de dicha norma, en 2020, se aprobó la Ley N° 31030, la cual aplica la paridad y alternancia en las fórmulas presidenciales, candidaturas al Congreso de la República y al Parlamento Andino, cargos gubernamentales y vicegubernamentales y en las listas de candidaturas al consejo regional y regidurías. Estos grandes avances legislativos permitieron que, para las elecciones generales llevadas a cabo en Perú en 2021, las 13 fórmulas presidenciales tengan, como mínimo, la presencia de una mujer, como fue en el caso de la fórmula presidencial del Partido Político Nacional Perú Libre que tuvo a Pedro Castillo como candidato presidencial y a Dina Boluarte como candidata a la primera vicepresidencia.


En línea con la historia, en la cual se refleja que las primeras mujeres en Latinoamérica en llegar a la presidencia no fueron por elección democrática, como fueron los casos de Lidia Gueiler Tejada (Bolivia) y María Estela Martínez de Perón (Argentina) (Ruiz, Lizarazo y Camargo, 2019), Dina Boluarte no asumió el cargo de presidencia por elección popular, sino por sucesión. Por lo que, el hecho que la primera Presidenta del país no haya sido elegida por la ciudadanía, sino por un proceso constitucional que responde a una situación de crisis, deja en evidencia que la sociedad peruana aún presenta rezagos de asociar la masculinidad con los rasgos socialmente aceptados por un líder, además de los prejuicios e ideas preconcebidas sobre los roles de las mujeres.


Por lo cual, a partir de este hecho histórico, resulta importante cuestionarnos: ¿Perú comenzará a apoyar la presencia de mujeres en el cargo presidencial? De acuerdo a la evidencia, de los 11 países en Latinoamérica que han tenido una Presidenta mujer, solo 3 países (Chile, Argentina y Bolivia) han tenido a una mujer en más de un periodo gubernamental, lo cual refleja la necesidad urgente de trabajar en el fortalecimiento de la participación política de las mujeres, en todos los niveles de gobierno. En esa línea, una de las primeras acciones de la Presidenta de la República ha sido nombrar en 8 ministerios, de 18, a mujeres con relevante experiencia en los temas asignados, mostrando un gran avance a favor de la paridad.


Bibliografía

Disclaimer: Valoramos la pluralidad de opiniones. Los artículos publicados por el Centro de Política Internacional no necesariamente representan las opiniones de todxs lxs miembrxs.

コメント


  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
bottom of page