30 de Agosto: Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

La Asamblea General de las Naciones Unidas, preocupados por el aumento de denuncias de desapariciones forzadas de manera involuntaria, incluyendo detenciones y secuestros alrededor del mundo, decide declarar el 30 de agosto el Día Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas, bajo la resolución 65/209.




La resolución 65/209 fue aprobada por la Asamblea Nacional el día 21 de diciembre del 2010, y comienza a conmemorarse desde el año 2011, acogiendo a la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, la cual dicha convención define a un acto de desaparición forzada cuando:

…se arreste, se detenga o traslade contra su voluntad a las personas, o que éstas resulten privadas de su libertad de alguna u otra forma por agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, o por grupos organizados o particulares que actúen en nombre de los gobiernos, negando el paradero de las víctimas, o a reconocer que están privadas de la libertad, sustrayéndolas así a la protección de la ley. (Res. 47/133)

Cuando se produce un caso de desaparición forzada, la víctima se encuentra privada de sus derechos humanos, afectando su libertad, su seguridad, su integridad física y mental, y en muchos casos, son sometidos a torturas y violencia, y en otras situaciones más extremas, nunca recuperan su libertad encontrando el final de sus vidas.

Al mismo tiempo, que una persona desaparezca, implica también derechos sobre saber la verdad de su paradero ante su familia y entorno social, ya que las familias son las primeras personas en denunciar la desaparición de la víctima, rogando por reencontrarse con ésta nuevamente.

Históricamente, han sido los estados con gobiernos dictatoriales quienes han realizado prácticas de desapariciones forzadas por medio del arresto y secuestro de víctimas, considerando que éstas eran enemigas del estado. Las dictaduras latinoamericanas de los años ´70 y ´80 son ejemplos de ello.

En Argentina, no podemos dejar de mencionar a las 30000 personas desaparecidas en la última dictadura cívico militar, entre los años 1976 y 1983, donde centenares de niños fueron secuestrados junto a sus padres, como también fueron muchos los casos de bebés que nacieron en cautiverio producto del secuestro de mujeres embarazadas. En nuestro país, las madres y abuelas de los desaparecidos salieron a las calles a pedir por sus hijos y nietos, luchando hasta la actualidad por encontrar el paradero de cada uno de ellos.

Al día de la fecha, solamente se encontraron 130 personas, y el último nieto fue encontrado recientemente en el año 2019, gracias al esfuerzo del banco de identidad creado por la Fundación Abuelas de Plaza de Mayo.

Por otra parte, en la actualidad, las Naciones Unidas hacen un llamamiento a todos los estados que presten atención a las prácticas de desapariciones forzadas que se están dando con el aumento de las corrientes migratorias. Los migrantes buscando un mejor futuro para ellos y sus familias se escapan de sus estados iniciando largos viajes y cruzando fronteras arriesgando sus vidas. En este contexto, las personas migrantes han sufrido detenciones, deportaciones, o desapariciones producto del tráfico ilegal de las personas.

Desde el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias insiste en que todos los estados deberían realizar las acciones necesarias para encontrar a los migrantes desaparecidos, como también, realizar investigaciones que lleguen al paradero de la víctima, utilizando la cooperación entre los estados para llegar a la verdad y enjuiciar a los responsables de dichos malos actos que atentaron en contra de la dignidad humana.

Por ello, este día nos invita a reflexionar, la sensible situación que viven muchas personas en diferentes partes del mundo producida por involuntarias desapariciones. Como también, la necesidad de que los estados garanticen políticas de protección y seguridad que resguarden a sus ciudadanos de las prácticas de desapariciones forzadas, recordando los casos ya vividos, y brindando apoyo en investigaciones, hasta encontrar la verdad utilizando los aparatos de la justicia para aplicar cada derecho que le pertenece a la víctima, a sus familiares y a su comunidad.


Bibliografía

  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro